El primer gran éxito que lograron es que fuera el proyecto más comentado de estas Fallas sin estar en la calle. Ekklesía ha sido una sorpresa agradable, compuesta por unos tubos de cartón que simulaban metal y en el que habían mensajes muy rotundos y críticos. El espectáculo de luces por la noche quedaba genial.