La Falla más alta de la Historia, la del Ayuntamiento de este año, se plantó al Tombe como estaba previsto. Los 40 metros de altura del monumento realizado por Manolo García ya miran hacia el cielo de Valencia.