Pere Baenas ya está tirando de grúa en Convento Jerusalén, una de las favoritas al máximo galardón.