El monumento va cogiendo forma poco a poco.

A Carsí no hay quién lo frene, y bien que hace. Otro día más que ha tirado de grúa y se ha puesto el mono de faena.

Su monumento va ganando en volumen y altura, y eso que todavía le queda mucha tela por cortar. El debut de Carlos en Especial se antoja, desde luego, divertido para los que nos gusta el monumento y desafiante para el resto de comisiones.